Recorridos

Proceso

Definimos el recorrido y nos organizamos en grupos

1. Comenzamos definiendo qué recorridos queremos explorar. Podemos tener en cuenta varios criterios: trayectos habituales, edificios, calles y plazas con elementos históricos, artísticos o naturales. También podemos partir del trayecto que une las casas donde viven todos los alumnos, o bien del recorrido hacia un lugar preciso (una equipamiento cultural, un lugar singular, un parque) o de la búsqueda de un elemento como pueden ser, por ejemplo, las líneas de horizonte.

2. Nos organizamos en grupos.

Dibujamos un mapa del recorrido

3. Si nos interesa trabajar la representación del espacio, podemos hacer un mapa del recorrido previsto indicando, si es pertinente, los lugares interesantes. Este mapa también se puede dibujar una vez realizado el recorrido con las referencias que se consideren adecuadas.

Recorridos

4. Salimos a hacer los recorridos, teniendo siempre en mente que no sólo nos fijaremos en los lugares y elementos previamente establecidos, sino en todo lo que nos llame la atención. ¡Cualquier pequeño detalle puede ser interesante y rico fotográfica y cinematográficamente!

5. Fotografiamos todos los elementos interesantes, bonitos, especiales. Prestamos atención a que el objeto fotografiado se vea claramente y quede “bien” (igual que intentamos que una persona quede bien en las fotografías): deberemos tener en cuenta las luces y las sombras, los colores, las líneas, etc. Prestaremos mucha atención al encuadre: ¿qué entrará en la fotografía y qué quedará fuera?, ¿a qué distancia y en qué ángulo nos situaremos?, ¿con qué óptica trabajaremos? Siempre desactivaremos el flash.

6. Además de observar y fotografiar, prestaremos atención a los sonidos y con una grabadora (o con la cámara de vídeo) captaremos aquellos que nos gusten o nos parezcan interesantes: campanas, niños que juegan, conversaciones, pájaros, coches, etc. En el momento de grabar el sonido avisamos a todo el equipo y guardamos el máximo silencio. En una hoja vamos apuntando qué sonidos se han oído en cada grabación. Si grabamos el sonido con la cámara de vídeo podemos hacer una claqueta al final explicando qué sonido/s hemos registrado.

Seleccionamos y montamos

7. Descargamos las fotografías y escogemos las que nos parecen mejores y las que más nos gustan.

8. Importamos las fotografías al programa de montaje y las ordenamos. En principio, lo haremos atendiendo al orden del recorrido trazado.

Si se considera interesante, se puede hacer un primer montaje con Power Point o algún programa similar (ver el apartado “Para tener en cuenta” en Cómo organizarlo).

9. Descargamos los sonidos y los escuchamos. Hacemos los cortes que consideremos adecuados.

10. Si nos interesa hacer un trabajo de escritura, podemos escribir textos a partir de la observación de las fotografías escogidas que después leeremos para la voz en off. Pueden ser textos descriptivos, líricos o poéticos, o que incluyan explicaciones históricas. También podemos describir el propio itinerario o los sonidos que más nos hayan interesado. En cualquier caso, es importante que los textos estén bien compuestos y sean claros.

11. Grabamos la voz en off, procurando hacerlo en un lugar y a una hora lo más silenciosos posible.

12. Montamos los textos en voz en off con las imágenes correspondientes. Hacemos los ajustes definitivos de las duraciones de las imágenes.

13. Situamos los sonidos en relación con las fotografías ordenadas, determinando la duración de las fotografías y teniendo en cuenta su relación con la voz en off.

Ver Montar para indicaciones más específicas y completas sobre este proceso.

< Apartado anteriorApartado siguiente >