Retratos de oficios

Cómo organizarlo

Distribución de los alumnos

Se recomienda trabajar con grupos de entre 4 y 6 alumnos. En el momento de filmar es muy importante no “ocupar demasiado espacio” y que la persona retratada esté cómoda y tranquila. También es fundamental que todos los alumnos estén activamente implicados en el rodaje. En el momento del montaje, si el material es lo bastante largo como para poder dividir la pieza en dos partes, se recomienda trabajar con 2 o 3 alumnos, de manera que todos puedan tener el control del ratón y el teclado durante un rato.

Previsión de sesiones

Es conveniente disponer de entre 8 y 10 jornadas de trabajo: una o dos para hacer la lista de posibles oficios y salir a explorar el entorno en busca de posibles retratos; una para conocer y conversar con las personas que desarrollan los oficios preseleccionados; una para escoger el oficio y comenzar a pensar en cómo se quiere hacer el retrato; una o dos más para definir cómo se hará el retrato y organizar el rodaje; una o dos para rodar (se recomienda dedicar un mínimo de tres horas seguidas al rodaje); dos para el montaje; una para el cierre.

Material

Debemos disponer de una cámara de vídeo con trípode si hemos optado por la filmación. Siempre que sea posible, es conveniente poder disponer de un micrófono o grabadora de audio para registrar el sonido y poder conectar unos auriculares a la cámara o al aparato de grabación sonora para que el encargado del sonido puede contralar su entrada.

Para tener en cuenta

Hay que prestar mucha atención a la organización de los encuentros con los retratados y a los horarios de filmación. Es importante no acumular una gran cantidad de planos durante la filmación, sino pensar bien cuáles hacemos y cómo los filmamos.

< Apartado anteriorApartado siguiente >